Aumenta empleo con salarios precarios

Cd. de México, México (05 noviembre 2015).- Más de un millón de personas se incorporaron al grupo de trabajadores que perciben los salarios más bajos, esto es entre uno y dos mínimos, arrojaron cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), que aplica el INEGI.


Entre el segundo trimestre del año pasado y el mismo periodo de 2015, el número de personas que gana hasta un salario mínimo (alrededor de 2 mil 103 pesos al mes) se incrementaron en 399 mil 102, al pasar de 6 millones 488 mil 488 a 6 millones 887 mil 590 personas.

En tanto, los que reciben hasta dos salarios mínimos pasaron de 12 millones 24 mil 721 a 12 millones 800 mil 699, es decir, 775 mil 978 personas más.

En tanto, el grupo de trabajadores que obtienen más de cinco salarios mínimos mensuales disminuyó en 239 mil 380 personas en el mismo lapso.

De acuerdo con Héctor Manuel Magaña, coordinador de análisis del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey, gran parte de los empleos generados no requieren personal altamente calificado, por lo que son puestos con remuneración baja y poco valor agregado.

“Esto se debe a que los niveles de crecimiento económico si bien han permitido generar fuentes de trabajo, éstas no aportan una mayor cantidad de valor agregado y, por otra parte, las remuneraciones que se obtienen de las mismas son inferiores.

“Es un círculo vicioso. Si la economía crece poco, se generan empleos de menor calidad, ante empleos de menor calidad, los salarios tienden a ser menores y esto merma el poder adquisitivo de las personas”, describió.

Añadió que para evitar que continúe esta situación es necesaria una participación más intensa de la iniciativa privada, es decir, se deben generar estímulos que permitan la mayor inversión de este sector y se generen plazas de calidad.

Otro factor es que prácticamente 60 por ciento de la fuerza laboral del País está ubicada en el sector informal, que tiene menores salarios que los formales, mencionó Magaña.

Dada la fuerte demanda de empleos y la poca oferta de ellos, se genera un fenómeno de salarios bajos, toda vez que quienes logran colocarse están dispuestos a aceptar una remuneración más baja con tal de no perder la oportunidad de tener un ingreso seguro, consideró el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Estimó que esta condición de precariedad salarial provocará que el consumo se modere el próximo año.

“Esto propiciará que el mercado interno pierda nuevamente fuerza como como principal generador del crecimiento, en un entorno en el que la inversión pública será menor según”, afirmó el CEESP.

Leer más: http://www.negociosreforma.com/aplicacioneslibre/articulo/default.aspx?id=686936&md5=2fbcda056c2ed2696fc81ebe38c64a3a&ta=0dfdbac11765226904c16cb9ad1b2efe&lcmd5=776d304a559de385fe91f804de8d3156&v=4#ixzz3qfZPxr3w
Follow us: @reformacom on Twitter