Búsqueda de un incremento a los refrescos

 

En la búsqueda por disminuir problemas de obesidad y diabetes, diversas asociaciones han unido para buscar lograr un incremento del 20% por medio de un impuesto, lo cual equivaldría a 1.70 pesos por cada litro de refresco vendido por las empresas.

La pregunta es ¿Realmente esto es una medida efectiva para tales efectos?, o deberíamos voltear a ver ejemplos de éxito de otros países donde no se hayan usado incrementos en los impuestos.

Por una parte se dice que esto disminuiría el consumo anual, y a su vez recaudaría ciertos fondos parta el mismo tratamiento de personas con obesidad en el país.

Observando ejemplos paralelos como el aumento a los impuestos del cigarro y del alcohol, habrá que revisar las consecuencias reales de cada impuesto o incremento aplicado a cada caso en particular, y hacer la comparativa que nos pueda arrojar resultados reales.

Debe revisarse a profundidad las causas y los efectos, para ver si es factible.