productos-ilegales

Fuman y beben más productos ilegales

Cd. de México, México (27 julio 2015).- En los últimos cuatro años, el gasto anual que realizaron los mexicanos en tabaco y bebidas alcohólicas ilegales se incrementó en 187 por ciento.

 

Mientras que en 2010 este gasto fue de 696 millones de pesos, para 2014 subió a 2 mil millones de pesos anuales, de acuerdo con el Estudio de Hábitos de Consumo de Productos Pirata en México, de la Cámara Americana de Comercio (AmCham).

 

Representantes de ambas industrias advirtieron que es alarmante la cifra de productos ilegales que se venden en la calle, y que el incremento de la carga fiscal acumulada en este tipo de productos es la causante del alza en la venta ilegal.

 

Gastón Zambrano, director de Asuntos Corporativos y Regulatorios de British American Tobacco México (BAT), afirmó que la industria del tabaco ha sufrido una importante caída en la venta de cigarros legales a raíz del incremento de impuestos de 7 pesos por cajetilla, ya que muchos consumidores cambiaron de marcas legales a ilegales.

 

“La presencia de los cigarros ilegales que actualmente representan el 17 por ciento del total del mercado, se debe a los altos niveles de precio de los cigarros legales, derivado del último incremento de impuestos que representa el 70 por ciento del precio de venta”, señaló.

 

El daño también llega al consumidor, porque fuma un producto de dudosa procedencia y calidad; y al Gobierno mexicano, porque evaden más de 5 mil millones de pesos al año.

 

Estimó que al año ingresan al País alrededor 340 millones de cajetillas ilícitas.

 

Cristóbal Mariscal, vicepresidente ejecutivo de la Comisión para la Industria de Vinos y Licores, también culpó a la carga fiscal al aumento de bebidas alcohólicas ilegales.

 

“Tenemos una carga fiscal acumulada considerando el IEPS del 53 por ciento y el IVA de 16 por ciento, que puede incentivar la ilegalidad”, señaló.

 

De acuerdo con un estudio de Euromonitor sobre el mercado informal en México, de los 48 millones de cajas de bebidas destiladas de 9 litros cada una -que es el consumo total aparente en México- el 43 por ciento adolece de algún tipo de informalidad, esto es alrededor de 20 millones de cajas.

 

Si pagaran impuestos, representaría alrededor de 6 mil 300 millones de pesos de ingresos adicionales para el erario, señaló Mariscal.

 

Propuso una tasa de IEPS entre 23 y 24 por ciento sobre el valor de los productos, lo que ayudaría a disminuir la informalidad en México en bebidas alcohólicas.

 

Alvaro Pérez Vega, comisionado de Operación Sanitaria de la Cofepris, dijo que la piratería de tabaco y bebidas alcohólicas es un fenómeno mundial multifactorial que el Gobierno persigue sin tregua.