Recomiendan Bimbo, Cemex y Pepsi verderles a pobres

Detectar sus necesidades y atenderlas, sugieren emprendedores.

Los presidentes y directores de Grupo Bimbo, PepsiCo y Cemex México ven una oportunidad de negocio en la base de la pirámide en México, es decir, los niveles socioeconómicos bajos, que representan más de 70% de la población, por lo que recomiendan a emprendedores detectar necesidades y atenderlas con proyectos.

 

“Nosotros hace muchos años segmentamos la atención de los canales. Se requieren modelos de distribución, servicios, reconocimiento muy diferentes. En ese sentido, tratar a todos con el mismo formato no va y también me parece que la profundización en entender al cliente es clave”, dijo Daniel Servitje Montull, presidente y director general de Grupo Bimbo.

En el III Foro Base Internacional organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el empresario resaltó la importancia de las pequeñas tiendas tradicionales en su negocio, por lo que busca evitar su desaparición a través de programas para dotarlas de herramientas como terminales puntos de venta, aceptación de vales de despensa y pago de servicios.

“La distribución en el pequeño comercio tiene diferentes características que pueden servir para el florecimiento de la base de la pirámide. En México hay alrededor de un millón de establecimientos, si tomas como referencia fondas y restaurantes,” agregó.

Pedro Padierna, presidente de PepsiCo México, consideró que existe una base importante en la sociedad que puede apoyar a las empresas en proveeduría de materias primas y generación de productos.

“Nosotros (como empresas) competimos mucho en el mercado, pero tenemos un fin: que sobreviva el comercio pequeño; para nosotros es fundamental y lo apoyamos. También hemos encontrado enormes oportunidades de crecimiento en la base de la pirámide”, indicó el directivo.

Juan Romero, presidente de Cemex México, dijo que los ejecutivos de la compañía convivieron en comunidades pobres del país para identificar oportunidades de negocio.

“Es gente que construye de la forma más cara que hay en el mundo, porque compran material, pero llueve y se moja el cemento, se va la arena, le roban la varilla. Entonces uno se da cuenta que hay muchas oportunidades”, añadió.