Tras la búsqueda de soluciones ante la informalidad

En México existen 29.3 millones de trabajadores que laboran en la informalidad ya que no gozan de ningún tipo de prestación social. Contrario a lo que se piensa, no todos ellos pertenecen al sector no registrado ya que muchos de ellos laboran en empresas bien establecidas e incluso el gobierno.14.2 millones integran específicamente la ocupación en el sector informal; 2.1 millones la de servicios domésticos remunerados; 6.2 millones pertenecen al ámbito agropecuario y otros 6.8 millones laboran en empresas, gobiernos e instituciones.

La cifra global de personas en la informalidad, por sí misma, nos indica que uno de los grandes problemas por los que atraviesa el país es su incapacidad para crear empleos que ofrezcan oportunidades reales de desarrollo integral para los trabajadores y sus familias. De hecho, el que casi 30 millones de trabajadores no cuente con ningún tipo de prestaciones sociales implica que en México sólo 4 de cada 6 trabajadores cuenta con un empleo en el que tiene garantizadas, al menos, las prestaciones sociales mínimas de ley.

Un futuro lleno de incertidumbre es el que atraviesa el 60% de los trabajadores en México quienes no tienen asegurado un servicio de salud y tampoco la oportunidad de asegurar una vejez digna. Pero, además, a ello hay que añadir que como resultado de esta precariedad en el mercado de trabajo se fomentan otros problemas como una baja productividad, salarios bajos, un mercado interno débil y, naturalmente, un muy limitado crecimiento económico.

Fuente: http://www.zonafranca.mx/la-informalidad-y-la-reforma-fiscal/