Wal-Mart y HSBC, todo un caso

Primero fue un subcomité del Senado de Estados Unidos que alertó el 16 de julio sobre operaciones sospechosas de la filial de HSBC en México. Los legisladores informaron que este banco abrió más de 50 mil cuentas de “alto riesgo” en paraísos fiscales como Islas Caimán, y que a través de éstas se transfirieron 7 mil millones de dólares entre 2002 y 2009, como producto del presunto lavado de dinero proveniente del crimen organizado en México.

Ahora, dos legisladores demócratas de la Cámara de Representantes de Estados Unidos alertaron sobre operaciones del gigante de tiendas de autoservicio Wal Mart México, por presuntas operaciones de lavado de dinero en esta cadena, la cual registró un crecimiento espectacular de 15% en el segundo trimestre de 2012 y una utilidad neta de 9% en nuestro país, alcanzando ingresos totales por 98 mil 506 millones de pesos en este periodo. No es el primer aviso sobre las operaciones irregulares de Wal Mart en México. En abril de este año, una serie de reportajes del periódico

The New York Times revelaron que ejecutivos de la cadena habían sepultado una investigación sobre sobornos realizado por despachos de abogados y contables desde 2005. De acuerdo con las pesquisas del rotativo estadunidense, a través de despachos de abogados cercanos, Wal Mart entregó sobornos a presidentes municipales, planificadores urbanos o funcionarios responsables de expedir los permisos de construcción de sus tiendas en todo el país. Gracias a estos sobornos, en menos de diez años esta cadena construyó más de 2 mil sucursales en toda la República y generó empleos precarios a cerca de 200 mil personas. No le importaron las protestas de vecinos ni de trabajadores que denunciaron la ambición depredadora de Wal-Mart.

 

Fuente: http://www.proceso.com.mx